Las 3 leyes de Newton para padres de familia:

La primera ley de Newton dice que todo cuerpo permanece en reposo hasta que una fuerza externa lo saca de ese estado y lo pone en movimiento.

Tu hijo permanecerá en reposo hasta que tú le apliques esa fuerza externa requerida y lo pongas a estudiar. Esa fuerza externa aplicada es la fuerza de voluntad, generada por la motivación.

Tener un horario de estudio y ser constante en la revisión de tareas fomenta la fuerza de voluntad hacia el estudio. Cumplir con los acuerdos, premios y/o permisos previamente acordados mantiene la motivación.

 La segunda ley dice que la fuerza aplicada sobre una masa produce aceleración.

La aceleración en el estudio que queremos de nuestros adolescentes, proviene de la fuerza motivacional aplicada a sus masas cerebrales.

Que coman bien, que duerman lo suficiente, que se sientan queridos, escuchados y apoyados, son acciones que promueven la salud mental y un bienestar propicio para el estudio.

 La tercera ley de Newton nos advierte que a toda acción, corresponde una reacción de igual magnitud pero de sentido contrario.

Para toda acción que lleve el objetivo de ponerlos a estudiar, surgirá en ellos una reacción distractora, que busque la forma de evitar ese tiempo de estudio.

Aislemos los elementos de distracción (teléfono, TV, etc.), cuando sea el tiempo de estudiar. Concedamos un tiempo de relajación y entretenimiento antes o después del periodo de estudio, Durante ese tiempo dedicado a estudiar busquemos fijar metas concretas.